¿Cómo Sentirse Bien Aquí y Ahora con un Ejercicio Muy Sencillo?

No hay nada tan importante como sentirse bien.  De hecho, el éxito de tu vida depende exclusivamente de esto: ¿te sientes bien o no?

No importa si tienes mucho o poco dinero, si tu trabajo es muy prestigioso o si tu cuerpo encaja en los cánones oficiales de la belleza. Lo único que realmente importa es sentirse bien. Si te sientes bien, todo está bien; si no, no.

 

En la vida, hay muchas cosas que no podemos controlar, pero nuestra manera de sentirnos si depende únicamente de nosotros. Todos tenemos la capacidad de sentirnos bien con relativa facilidad. Y lo podemos hacer en cualquier lugar y en cualquier momento. Por ejemplo, aquí y ahora.

 

¿Cómo Mejorar Tu Estado de Ánimo Rápidamente?

Repetir las cosas crea hábitos, y coger el hábito de mejorar tu estado de ánimo es una de las mejores cosas que puedes hacer.

 

Para empezar, fíjate en cómo te sientes ahora mismo. Fíjate si te sientes muy bien, muy mal o algo intermedio. Simplemente fíjate en tu estado de ánimo. Puedes ponerle un número del 1 al 10.

 

Después fíjate en el tipo de pensamientos que estás teniendo. ¿Estás pensando en el trabajo? ¿En algo que tienes que hacer? ¿Estás pensando que tu vida es muy bonita? Es indiferente si estás pensando en cosas positivas o negativas, simplemente ponle atención, y de momento no intentes cambiarlo.

 

Una vez hayas observado cómo te sientes y qué estás pensando, entonces  intenta buscar  algún pensamiento que sea un poco más positivo que los que estabas teniendo. 

 

Es muy importante no buscar pensamientos muy positivos. Ni siquiera es necesario que sean positivos. Simplemente busca un pensamiento un poco más optimista, o menos pesimista, que los que estabas teniendo hasta ahora. Sólo un poco.

 

Para que sea realmente efectivo, es imprescindible que sea un pensamiento creíble para ti. Debe ser algo que te creas. Si no, habrá una parte de tu mente que te dirá: no digas tonterías.

 

Por ejemplo, si estás teniendo un mal día, no intentes pensar que la vida es fantástica. Lo único que conseguirás es ponerte de peor humor. En cambio, lo que sí que puedes hacer es intentar pensar en algo menos pesimista. Por ejemplo, si estabas pensando que todo es un desastre, puedes intentar pensar que hoy todo va mal, pero que en unos días quizás la situación mejora:

 

1. He pasado malos momentos otras veces y al final siempre se resuelve todo.

 

2. Hoy me estoy centrando en las cosas negativas que me pasan, pero la verdad es que hay muchas cosas positivas a mi alrededor.

 

3. Seguramente no conseguiré sentirme totalmente bien en un segundo, pero sí puedo cambiar mis pensamientos poco a poco para sentirme un poco mejor.

 

Los pensamientos que elijas, deben cumplir dos condiciones: Que sea creíble para ti y que sea un poco más positivo que lo que estabas pensando.

Si te cuesta un poco, ten paciencia. Piensa que siempre hay pensamientos que cumplen estás dos condiciones, sólo hay que encontrarlos.

 

Si lo haces, verás que realmente te sientes un poco mejor. Si estabas bien, ahora estarás aún mejor, y si estabas mal, ahora estarás algo menos desanimado/molesto/frustrado/triste o como sea que te sintieras. Sea cual sea el caso, tu estado emocional habrá mejorado un poco.

 

Lo que acabas de hacer es muy importante. Sin cambiar tu situación externa, en pocos minutos has mejorado tu estado de ánimo, sólo utilizando el poder de tu mente.

 

¿Cómo Sentirse Bien Aquí y Ahora?

Este ejercicio es muy poderoso para mejorar tu estado de ánimo rápidamente en cualquier situación. Puedes repetirlo tantas veces como quieras. Puedes dedicar un rato a ir buscando poco a poco pensamientos cada vez más positivos hasta que te sientas completamente bien.

 

Es muy importante ir poco a poco, es posible que tardes un rato en conseguirlo.

Primero fíjate bien en cómo te sientes y en qué estás pensando, y después busca un pensamiento un poco más positivo. Sólo un poco. Una vez que lo has encontrado y te sientes un poco mejor, entonces vuelve a buscar otro pensamiento un poco más positivo. Y así puedes ir repitiendo el proceso hasta sentirte tan bien como quieras.

 

Quizás necesitas media hora, tal vez una hora o quizá más. Y tal como estamos acostumbrados a vivir, esto nos parece mucho tiempo. Pero antes de descartarlo, piénsalo bien y pruébalo.

Recuerda la vida es un ratico y el tiempo de vivir es HOY!!!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Scroll al inicio